La belleza de la simplicidad o como menos puede ser mucho más…

Hace un tiempo ya, empecé a tener una idea que terminó volviéndose un estilo de vida: la idea de que no necesito tantas cosas para ser feliz.

La belleza de la simplicidad o como menos puede ser mucho más…

simple 1

Todavía recuerdo la época en que compraba ropa, zapatos y accesorios nuevos en cada temporada; o todas las veces que me mudé en mi vida con cada vez más cúmulo de cajas y canastos de efectos personales y recuerdos que guardaba por años; o cuando viajaba de vacaciones con muchas cosas de las cuales no usaba ni la mitad; también eso de mudarme cada vez a una casa más grande, más muebles, el televisor de pantalla cada vez más gigante.

Creo que esto se explica por un lado por la imposición de la sociedad de consumo, esa necesidad de tener siempre el último modelo de lo que sea, las modas que cambian, las ofertas que obligan a comprar aunque uno no necesite, las publicidades que nos convencen de que es necesario tener para ser. Por otro lado también está el hecho de acumular y no tirar nunca, por si a caso, no vaya a ser que lo necesitemos, que el tiempo cambie, que algo suceda. Miedos.

Claro que esa necesidad de poseer, comprar, acumular, nos obliga a que tengamos que conseguir más recursos, trabajar más, consumir más de nuestra energía, llegar sin fuerzas a esa semanita de vacaciones que nos permite apenas recuperarnos para volver a empezar el mismo ciclo.

Pero, como les decía, hace un tiempo se me empezó a ocurrir la idea de que tener menos cosas, necesitar menos, puede ser hermoso y liberador. En realidad, si somos honestos con nosotros mismos, cuántas cosas de las que tenemos necesitamos realmente? Y el hecho de acumular porque sí muchas veces nos hace perder de vista la belleza de lo que ya tenemos.

simple 2

Y no estoy hablando de vivir frugalmente, como mucha gente hace hoy en día, es decir de vivir casi sin dinero, de manera autosuficiente, produciendo uno mismo la mayor cantidad posible de las cosas que consume (comida, ropa, medicamentos, etc)

En mi caso lo que estoy haciendo es, por un lado, regalar o tirar cosas que no necesito o no uso y que tenía guardadas desde hace tiempo. Este proceso lleva tiempo y lo voy haciendo de a poco, recorriendo mi casa parte por parte. Mi objetivo es simplificar y reducir para quedarme solo con lo que realmente uso y lo que realmente me gusta.  Por otro lado, ahora compro algo solo cuando realmente lo necesito y aun así, me tomo el tiempo de pensar si es una buena idea. Al mismo tiempo, puedo comprar cosas de mejor calidad, ya que elijo mejor cómo invertir mi dinero.

Este estilo de vida me ha permitido reducir mucho mis gastos gracias a lo cual estoy trabajando solo medio día. Y que maravilloso es tener mas tiempo para hacer otros proyectos, como este blog! Ademas les diría que acumular menos, hace que tengamos mas. Por ejemplo, el año pasado doné casi la mitad de mi guardarropas y prácticamente no compré nada nuevo, no obstante, ahora siempre tengo qué ponerme y las opciones son muchas y todas me gustan!

Mi próximo desafío va a ser viajar por una semana solo con el equipaje de mano. Será posible?

¿Ya bajaste el recetario gratuito? No te lo pierdas!!! Te voy a hacer llegar eso y mucho más si te anotas AQUÍ!!! Ah, y no te olvides de seguirme en mi página de Facebook si te interesan este tipo de recetas, ya que publico también recetas similares de otros blog…..

¡Compartido por Graciela y Laura con mucho amor! ♥ ♥ ♥ ¿Nos sigues en Facebook? ¿Qué te parecen las recetas y buenos consejos que publicamos? Si todavía no le diste "me gusta" a la página de La Vida que Elijo, te invitamos a hacerlo AQUI No te olvides de bajarte los recetarios gratuitos si es que nos los tienes. Miles de personas ya lo hicieron y están encantados. Puedes verlos AQUI

2 thoughts on “La belleza de la simplicidad o como menos puede ser mucho más…

  • June 17, 2014 at 10:30 am
    Permalink

    MUY MUY Interesante e innovadora esta propuesta sobre todo para el Primer Mundo donde vivis!!! Acá en Argentina el mayor porcentaje de la población vive así o parecido: con lo imprescindible. Sólo que no lo hace por elección sino por necesidad. ¡Qué bueno sería que todos nos convenciéramos de los principios para no sentirnos mal, para vivir plena y felizmente la austeridad!

    Reply
    • June 17, 2014 at 1:12 pm
      Permalink

      Gracias, me alegro que te gustara!

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies