Mente, detente!

El parloteo de nuestra mente nos acompaña siempre, aunque no estemos conscientes de ello. Esto es bueno y malo a la vez. Por un lado es bueno pensar, reflexionar, desarrollar ideas, proyectos y planes, pero, por otro lado es muchas veces este parloteo el que nos genera miedo, inseguridad, envidia, prejuicios, estrés y agotamiento. De ahí la ventaja de lograr cada tanto un poco de calma y para esto no hay nada mejor que la meditación. Ademas de que la meditación nos ayuda a centrarnos, a conectarnos con nuestra verdadera esencia y aporta beneficios al cuerpo y a la mente.Entre entre otras cosas nos ayuda a:

  • disminuir la presión sanguínea y el estrés
  • reducir la ansiedad, depresión y la tensión física
  • superar el insomnio
  • mejorar el sistema inmunológico
  • aumentar la creatividad, intuición, claridad mental
  • desarrollar la conciencia y la autocomprensión

De qué se trata esto de meditar? Bueno, para decirlo de manera muy simple: de relajar nuestro cuerpo, acallar la mente y volver la atención hacia nuestro interior.

mente 2

Hay muchas maneras de hacerlo. Puede ser sentado con las piernas cruzadas, en sillas , parados, caminando, acostados o incluso haciendo una actividad creativa de las que absorben nuestra atención; en privado, en grupos, en casa, en templos, en la naturaleza; usando elementos específicos como almohadones especiales, chales, campanillas, cuencos tibetanos, música, incienso, velas, o sin usar nada de nada. También hay meditaciones guiadas y diferentes técnicas y estilos. No existe una manera correcta de meditar, cada persona es diferente y lo mejor es probar lo que se sienta mejor para cada uno.

En mi caso empecé a meditar ya hace unos años siguiendo las técnicas del mindfulness (conciencia del momento presente). No obstante, apenas estoy aprendiendo y no medito tanto ni tan seguido como me gustaría. Como todo nuevo hábito, cuesta adquirir la práctica y creo que lo mejor es no exigirnos y con paciencia darnos el tiempo que necesitemos para lograrlo.

mente 1

El principal problema que se presenta cuando uno empieza a meditar es el tema de acallar la mente. Lo que sucede es que el estado natural de la mente es pensar y parlotear, por eso es muy difícil lograr lo contrario. Lo normal es que logremos pararla solo por algunos segundos y en cuanto nos damos cuenta ya estamos de nuevo perdidos en nuestros pensamientos. Pero esto no debe estresarnos, es importante que no nos sintamos frustrados pensando que no podemos hacer nada bien. Simplemente, cuando nos damos cuenta que en lugar de meditar estamos pensando en cualquier otra cosa, tomar nota de el hecho y volver con gentileza nuestra atención de nuevo hacia nuestro interior.

Si usted nunca meditó y quiere intentarlo le sugiero que busque un lugar donde se sienta cómodo, ya sea sentado o acostado; cierre los ojos, respire con calma y relájese concentrándose en la respiración. Si se da cuenta que está pensando en otras cosas, simplemente vuelva a observar la respiración, tratando de no prestar atención a la mente. Mejor empezar con 5 minutos o menos e ir aumentando el tiempo muy lentamente.

¿Ya bajaste el recetario gratuito? No te lo pierdas!!! Te voy a hacer llegar eso y mucho más si te anotas AQUÍ!!! Ah, y no te olvides de seguirme en mi página de Facebook si te interesan este tipo de recetas, ya que publico también recetas similares de otros blog…..

perfil FB Laura Gatti

Soy argentina. Vivo en Montreal, Canadá. Me encanta cocinar y comer rico y saludable; trabajar en cosas que me apasionan; hacer todos mis productos de belleza; tratar los problemas de salud de manera natural; volver a aprender las cosas que sabían nuestras abuelas y viajar, sobretodo al mar!

6 thoughts on “Mente, detente!

  • March 30, 2015 at 3:41 am
    Permalink

    Hola Laura,
    Gracias por compartir, te felicito por tu blog, me gustó mucho, es sencillo, profesional y trata de temas de interés y mucha actualidad. Me encanta aprender más acerca de la meditación y de la nutrición, ambos temas llevan al equilibrio mente-cuerpo. You estoy empezando mi página web pero es en portugués y no tiene casi nada publicado, es solamente para presentarme y atraer la atención de probables clientes probono. Sigo preparando algunos artículos que postraré luego.
    Saludos. Josefa

    Reply
    • March 30, 2015 at 9:40 pm
      Permalink

      Muchas gracias Josefa por tu comentario y espero a que compartas tu página web! 🙂

      Reply
  • August 10, 2014 at 7:12 pm
    Permalink

    Gracias Laura por compartir estos consejos.
    Lo que mas resono en mi es tu comentario de ser gentil con uno mismo y tener paciencia.
    Algo que me gustaria saber es donde compraste esas especies de campanitas que sirven para iniciar y terminar la meditacion.

    Reply
    • August 10, 2014 at 7:52 pm
      Permalink

      Gracias Vivi!! Las campanitas las compré en Ten Thousand Villages/ Diz Mille Villages – ese lugar que vende productos equitables de todo el mundo. Yo conozco uno en St Denis, otro en Monkland y creo que hay más locales….

      Reply
  • August 8, 2014 at 7:34 pm
    Permalink

    ¡Qué difícil, nena, para los ansiosos como yo! Me pregunto si se puede empezar a la vejez y
    no sé si es tan conveniente para los solitarios… ¡los soliloquios son buenas compañía!

    Reply
    • August 10, 2014 at 8:35 pm
      Permalink

      Por qué no probas durante unos meses y después nos contás cómo te fue? 5 min diarios no es tanto tiempo, no?

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies