Viajando al estilo “La Vida que Elijo”

En mis últimas vacaciones decidí poner en práctica varios de mis propios consejos a ver cómo me iba. Todo salió tan bien que hasta yo me sorprendí. Definitivamente lo voy a seguir haciendo!!! Les cuento a continuación las cosas que hice y que no hice.

Viajando al estilo “La Vida que Elijo”

SIMPLICIDAD

Viajar con poco equipaje es un placer que hay que vivir para entender. Sin bultos ni peso que arrastrar. Sin demoras en los aeropuertos. Agilidad para desplazarse incluso a pie. Las ventajas son muchas.

Este tema ya lo venía intentando desde mis últimos viajes. Cargar poca ropa para ir una semana a la playa no es ningún problema: un par de trajes de baño, pareo, pantalón corto, un vestido y algunas cosas mas y listo. No se necesita gran cosa. El verdadero problema que se me presentó cada vez que intentaba viajar con equipaje de mano solamente era el tema de los geles y líquidos que se están muy restringidos para subir al avión. Y casi todos los productos de aseo personal entran en esta categoría, incluyendo el bronceador y post solar que son indispensables cuando uno viaja al mar.

Pero esta vez estaba decidida por lo que decidí llevar solo lo mínimo indispensable. Compré uno de esos equipos de botellitas y tarritos pequeños para viaje y elegí estratégicamente los productos a cargar en la maleta: enjuague de vinagre puro, jugo de aloe vera (muy versátil ya que se puede usar para la piel, el cabello e incluso problemas digestivos), desodorante, dentífrico, bronceador, crema humectante y antiarrugas. Todo en pequeñas cantidades.

viajando 2Gracias a haber simplificado considerablemente los productos de aseo/belleza que llevé pude viajar solo con una valija pequeña que cabe con holgura en los límites establecidos para el equipaje de mano del avión y un bolso grande. Ambos iban semi-llenos, o sea que la próxima voy a intentar reducir aún mas!!

CUIDADO NATURAL DEL CABELLO

Si presta atención a la lista de productos de aseo que llevé en mi equipaje verá que menciono champú. Hasta ahora las vacaciones en la playa habían sido una excepción a mi estilo no poo, ya que pensaba que el agua de mar y la arena iban a ser más difíciles de lavar solo con agua. Pero esta vez decidí seguir con mi estilo de belleza natural y opté por eliminar el champú de mi equipaje y dejar el lugar para otro producto más necesario.

Como hice con mi cabello? Bueno, me lavé sólo con agua como vengo haciendo desde hace tiempo y usé el enjuague de vinagre y eventualmente el aloe vera. Al vinagre lo había llevado puro porque diluirlo es muy fácil, solo se necesita un vaso de plástico que se consigue fácilmente en el hotel donde se puede poner un poquito de vinagre y el resto de agua y que se aplica muy fácil en el cabello cuando uno se esta duchando. Así, una botellita de 80 ml me alcanzó para toda la semana.

Al principio esto fue suficiente para tener el cabello limpio y lindo, pero después de unos días se empezó a poner un poco áspero. En ese momento recurrí al jugo de aloe, también diluido. La combinación de lavado con agua más vinagre y aloe fue excepcional, teniendo siempre el pelo limpio y suave.

Otra cosa que no llevé fue el gel de lino, simplemente por falta de espacio. En este caso fue un poco más difícil desenredarme y peinar el cabello, pero como estando en la playa estoy mucho tiempo en el agua con el pelo mojado, lo que hice fue mantenerlo atado o sujeto con una vandana todo el tiempo y esto hizo que se volviera totalmente manejable.

viajando 3

CONFIAR EN QUE TODO VA A SALIR BIEN

Lo que más me preocupaba de todo esto era el bronceador y el gel post solar. Suelo cargar uno o dos envases de cada uno ya que no hay nada peor que se arruinen las vacaciones por quemaduras de sol. Pero esta vez decidí hacer lo mejor posible y confiar que todo iba a salir bien. O sea que cargué con una botellita chica de 80 ml de bronceador, el jugo de aloe y una botella vacía con rociador donde podía poner el aloe y diluirlo para rociarlo por la piel quemada. Mi idea era usar esto los primeros días hasta poder conseguir otra cosa, confiando que iba a ser suficiente. En realidad en todos los lugares turísticos es fácil comprar estos productos y si bien pueden costar un poco mas caros, no hay que olvidar que para despachar una valija en la bodega del avión hoy en día la mayoría de las aerolíneas cobran una tasa por valija. En mi caso hubiera tenido que pagar 25 dólares de ida y otro tanto de regreso.

viajando 1

Como resultó todo? Mejor de lo que esperaba! Finalmente no tuve que comprar mas bronceador, me las arreglé con el que había llevado. Los primeros días usé además algo del jugo de aloe pero finalmente decidí dejarlo para el cabello y comprar un gel post solar con aloe que es más refrescante, más que nada porque tenía varias picaduras de insectos y alguna que otra quemadura de agua viva. Lo que me sobró de este gel a la vuelta, lo puse en las botellitas de vinagre y la del jugo de aloe (vacías y lavadas) para llevarlo de regreso a Canadá.

CONCLUSIÓN

En este viaje confirmé que se necesita poco para pasarla bien y divertirse; que puedo seguir con mi estilo de belleza natural aún en diferentes circunstancias; que todo tiene solución si confiamos que así será y que cuando olvidamos temores y precauciones y ponemos todos en manos del universo las cosas salen mejor de lo que podríamos haber imaginado!!

¿Ya bajaste el recetario gratuito? No te lo pierdas!!! Te voy a hacer llegar eso y mucho más si te anotas AQUÍ!!! Ah, y no te olvides de seguirme en mi página de Facebook si te interesan este tipo de recetas, ya que publico también recetas similares de otros blog…..

perfil FB Laura Gatti

Soy argentina. Vivo en Montreal, Canadá. Me encanta cocinar y comer rico y saludable; trabajar en cosas que me apasionan; hacer todos mis productos de belleza; tratar los problemas de salud de manera natural; volver a aprender las cosas que sabían nuestras abuelas y viajar, sobretodo al mar!

5 thoughts on “Viajando al estilo “La Vida que Elijo”

  • August 14, 2014 at 4:16 pm
    Permalink

    ir por la vida liviano de equipaje ! muy bueno y más si no perdes tu estilo … cuando puedas comentame cómo es lo del aloe… creo que acá no se consigue mas que directo de la planta… lo comprás en gel o lo haces vos?

    Reply
    • August 15, 2014 at 9:31 pm
      Permalink

      Acá se consigue gel y jugo de aloe. Venden en las tiendas de cosas o comida saludable y también en los mercados latinos. Yo no hice nunca directo de la planta pero creo que es muy fácil!

      Reply
  • August 12, 2014 at 11:05 am
    Permalink

    Muy bien por haber hecho lo que te conformó y satisfizo!! Todavía tendrás que convencerme con lo de no poo…

    Reply
  • August 12, 2014 at 9:45 am
    Permalink

    Amiga, me encantô todo lo que se refiere al viajar liviano. Siempre recuerdo una canciôn uruguaya que dice (entre otras cosas) “No eches en la maleta lo que no vayas a usar, son más largos los caminos p;al que va cargao demás.”
    Ayer usé por primera vez el vinagre de cidra pero me lo eché puro sobre el pelo mojado y me lo dejé secar. Tampoco me eché un litro pero lo hice con la mano iba agarrando un poco y echandomelo al mismo tiempo que me lo desenredaba. Tengo que comprar una botellita de spray. Lo del aloe es interesante también.
    Te felicito por el blog, yo me entretuve caleta.

    Reply
    • August 12, 2014 at 10:13 am
      Permalink

      Gracias amiga! Muy oportuna la letra de esa canción, me gustó mucho!!! Las botellitas de spray hay en Dollarama muy coquetas 🙂

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies