Caldo de pollo casero

Esta es una receta deliciosa y que sirve de base para innumerables comidas, así como para simplemente tomarse un reconfortante caldito. Si bien lo que hay que hacer no es complicado, el tiempo de preparación es de más de 24 hs, lo que requiere un poco de organización. Se preguntarán por que pasarse tanto tiempo preparando un simple caldo de pollo que se puede comprar tan fácilmente deshidratado o líquido, incluso orgánico? Es que el caldo casero no sólo tiene un sabor inigualable, sino propiedades nutritivas superiores que hacen que valga la pena el esfuerzo. Es totalmente diferente, sabroso, gelatinoso y de color mas oscuro. Además de que simultáneamente podemos aprovechar para prepara un par de comidas adicionales, incluso para las mascotas!! 🙂

Encontré esta receta de caldo de pollo en el libro Nourishing Tradition por Sally Fallon y es la manera tradicional de prepararlo. El libro habla de caldos de hueso, tanto de pollo como de carne y también de pescado. Explica que estos caldos han existido desde hace cientos de años en casi todas las culturas de la Tierra y han sido usados para combatir y prevenir enfermedades. Esta manera de prepararlos hace que sean ricos en minerales que se encuentran en los huesos, cartílagos y médulas, especialmente calcio, magnesio y potasio. Un buen caldo tiene que ser gelatinoso. La gelatina, entre otras, tiene propiedades que facilitan la digestión.

 

Caldo de pollo casero

Ingredientes

  • 1 pollo entero y algunas alas adicionales (1)
  • 1 cebolla grande cortada en trozos
  • 2 zanahorias peladas y cortadas en trozos
  • 3 tallos de apio cortados en trozos
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 4 litros de agua
  • 1 ramito de perejil

(1) Se recomienda usar partes de pollo con mucho hueso como cogote, carcasa, alas, incluso los pies, que producen un caldo bien gelatinoso. El pollo entero se puede reemplazar con 1 kg/1.5 kg de estas partes.

Cuanto mejor sea la calidad de los ingredientes, mejor será la calidad del caldo. Si es posible usar verduras orgánicas y pollo criado a campo.

caldo de pollo

¿Qué te parece esta receta? ¿Qué te gusta más? ¿Qué cambiarías? ¡Déjame tu comentario aquí abajo y lo tendré en cuenta!!! ¡Si ya la hiciste, me encantaría saber cómo te resultó!!

Preparación

Trozar el pollo y las partes con huesos (alas, cogote) en pedazos chicos. Poner todo excepto el perejil en una olla grande y dejar reposar entre 30 min y una hora.

caldo de pollo

Encender el fuego y llevar a ebullición. Retirar la espuma que se forme en la superficie.

caldo de pollo

Bajar el fuego al mínimo, cubrir y dejar cocinar a fuego muy bajo entre 6 y 24 hs, cuanto más tiempo mejor, ya que quedará más sabroso y de mejor calidad. En mi caso lo dejé 24 hs. Aquí va una sugerencia de lo que se puede hacer mientras tanto:

caldo de pollo

En los últimos 10 minutos de cocción agregar el perejil que le va a aportar más minerales.

caldo de pollo

Una vez terminado, retirar el pollo y los vegetales con una cuchara perforada o usando un colador para no perder nada de caldo. El pollo puede usarse para ensaladas, sandwiches, empanadas, tartas o incluso para salsas, o guisos agregándolo en los últimos minutos de cocción. En mi caso guardé las piezas grandes en el congelador para usarlas más adelante y todo el resto lo desmenucé para comida de mi gata Aurelia (es su manjar preferido!). Es increíble como los huesos chicos se deshacen simplemente presionando con los dedos. Obtuve unas cuantas porciones que guardo en el congelador. A las zanahorias las usé para agregar a un puré de papas – estaban muy ricas.

caldo de pollo

Colar el caldo en un recipiente grande y guardar en la heladera. Una vez frío, retirar la grasa que se forma en la superficie.

caldo de polloDespués conviene repartirlo en recipientes chicos para congelarlo, así en el momento de usarlo se puede descongelar solo lo necesario. Logré obtener un poco más de 3.5 lt de caldo.

caldo de pollo

Otra posibilidad, si no hay mucho espacio para guardarlo en el congelador, es hacerlo hervir hasta reducirlo a la mitad. De esta forma se obtiene un caldo concentrado al que hay que agregar agua antes de usar.

¿Ya bajaste el recetario gratuito? No te lo pierdas!!! Te voy a hacer llegar eso y mucho más si te anotas AQUÍ!!! Ah, y no te olvides de seguirme en mi página de Facebook si te interesan este tipo de recetas, ya que publico también recetas similares de otros blog…..

¡Compartido por Graciela y Laura con mucho amor! ♥ ♥ ♥ ¿Nos sigues en Facebook? ¿Qué te parecen las recetas y buenos consejos que publicamos? Si todavía no le diste "me gusta" a la página de La Vida que Elijo, te invitamos a hacerlo AQUI No te olvides de bajarte los recetarios gratuitos si es que nos los tienes. Miles de personas ya lo hicieron y están encantados. Puedes verlos AQUI

4 thoughts on “Caldo de pollo casero

  • September 9, 2014 at 3:17 pm
    Permalink

    Una canción q cantamos con Julia dice que la abuela cocina…”hierve zanahorias, hierve calabazas, y de pucherito se llena la casa….” Le podemos enseñar q aparte de mamá y la abuela, la tía también hace pucherito!!!!

    Reply
    • September 12, 2014 at 9:45 am
      Permalink

      Que rico, un pucherito!!!! Hace años que no como uno!! Hecho con hueso y caracú aporta los mismos beneficios que el caldo 🙂

      Reply
  • September 9, 2014 at 11:07 am
    Permalink

    Mmmmm…se ve delicioso Lau!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies