Vivir con propósito

Mirando hacia atrás me doy cuenta que muchas veces he hecho cosas en la vida simplemente dejándome llevar, siguiendo el sendero que tácitamente estaba marcado por la sociedad o las costumbres sin detenerme a pensar si ese camino era el que se sentía mejor para mi. Hoy en día entiendo que reflexionar sobre el propósito de cada actividad, proyecto o aventura que emprendo es vital para ser feliz, ya que es importante que lo que haga esté alineado con la vida que elijo. Aún de las cosas que hago cada día.

Con propósito me refiero al objetivo que tengo o el sentido que veo en lo que estoy haciendo. Es esto coherente con la vida que quiero o con la persona que deseo ser? Esta pregunta es vital por dos razones: cuando la respuesta es no y no obstante sigo adelante por comodidad, porque es más fácil o porque es lo que se supone que hay que hacer, la mayoría de las veces termino con problemas, cargas que se hacen imposibles de sostener, luchando contra las dificultades y falta de ganas o energía. Por otro lado, cuando el propósito es claro y alineado con quien soy o quiero ser, es cuando puedo lograr grandes cosas, la motivación no falta, llego más lejos de lo que nunca hubiera imaginado, feliz y orgullosa de mí misma. Se me ocurren dos ejemplos de mi propia vida.

propósito

Vivir con propósito

El motivo equivocado

A los 3 años de estar viviendo en Canadá tomé la decisión de comprar un departamento. Debo confesar que me sentía muy orgullosa ya que a solo 3 años de haber llegado como inmigrante, empezando de cero, el banco confiaba tanto en mí que rápidamente me autorizaron el préstamo que necesitaba y que fue suficiente para comprar un lindo departamento de dos dormitorios en la ciudad de Montreal. Toda mi vida había oído que tener la casa propia era un objetivo de esos que definen el éxito en la vida. Incluso como inmigrante, es muy común oir a las familias que llegan y que se ponen arduamente a trabajar sin descanso hasta lograrlo. El detalle que se me escapó en ese momento es que tener casa propia nunca había sido MI objetivo, simplemente me dejé llevar por lo que se suponía que era deseable. Siempre me he sentido medio aventurera o exploradora (urbana, nunca se me ha dado por nada exótico!) y me gusta sentir la flexibilidad de poder mudarme en cualquier momento. De hecho, ahora que lo pienso, en los últimos 25 años me he mudado 12 veces, incluyendo una mudanza de larga distancia (de Rosario a Buenos Aires en Argentina) y una internacional de Argentina a Canadá y rara vez estoy más de 3 años en un mismo lugar. Y no es que piense que tener una casa propia no sea un propósito válido para cualquier otra persona, o que tal vez en algún momento lo sea incluso para mí. Pero, por ahora, el pensar en estar durante 20 años o más en un mismo lugar y estar pagando una hipoteca, se siente para mí como tener una piedra atada al cuello. Y así me sentía luego de un par de años, ya deseando mudarme y además obligada a pagar un montón de dinero por mes al banco más los miles de dolares de impuestos al gobierno. Por suerte me di cuenta de esto, reflexioné y tomé la decisión de vender y volver a alquilar, algo totalmente coherente con mi estilo personal.

propósito

Con propósito claro

En el 2010 tuve un burnout seguido por fatiga crónica que me duró varios años. Siempre he sido muy activa, con pilas para tener entre manos varios proyectos a la vez por lo que de pronto sentirme sin energía para nada (ni para pensar) fue una experiencia difícil. Sabía que si quería salir adelante me enfrentaba a grandes retos, entre otros cambios radicales en mi alimentación. En ese momento me puse a pensar que me quedaban por vivir más años aún de lo que había vivido y no podía imaginarme sentirme todo ese tiempo sin energía para emprender proyectos o llevar a cabo los sueños que imagino. Si bien muchas veces antes me había propuesto comer sano, bajar de peso, etc, esta vez el propósito para hacerlo (recuperar mi energía) era tan claro y tan alineado con la persona que quiero ser, que la motivación fue inagotable. Así pasé de llegar con mucho esfuerzo al supermercado que estaba a 3 cuadras de mi casa y que lo único que se me ocurriera comprar fuera pizza congelada, helado, latas y tal vez un pollo asado como algo saludable, a cocinar yo misma el 95% de lo que como; haber dejado definitivamente las latas, pizza, pastas, pan; tener un blog donde comparto recetas saludables; ir y volver caminando al trabajo (una hora cada tramo) y bajar casi 20 kilos. Cambiar completamente la alimentación no es nada fácil y lleva tiempo. Pero el hecho de tener un propósito definido que sea claro y alineado con nuestra visión de vida hace que no haya vuelta atrás, que perder la motivación no sea una opción y que se aprenda a ser paciente y gentil con uno mismo, dándonos el tiempo que necesitamos para lograrlo.

¿Ya bajaste el recetario gratuito? No te lo pierdas!!! Te voy a hacer llegar eso y mucho más si te anotas AQUÍ!!! Ah, y no te olvides de seguirme en mi página de Facebook si te interesan este tipo de recetas, ya que publico también recetas similares de otros blog…..

perfil FB Laura Gatti

Soy argentina. Vivo en Montreal, Canadá. Me encanta cocinar y comer rico y saludable; trabajar en cosas que me apasionan; hacer todos mis productos de belleza; tratar los problemas de salud de manera natural; volver a aprender las cosas que sabían nuestras abuelas y viajar, sobretodo al mar!

6 thoughts on “Vivir con propósito

  • March 29, 2015 at 6:09 pm
    Permalink

    Felicitaciones Laura me encantó tu blog y tus consejos naturales, son pocas las personas que comparten estos tesoros que como tú dices eran el legado de nuestros abuelos.

    Espero continuar recibiendo tus valiosos aportes.

    Gracias

    Maver

    Reply
    • March 29, 2015 at 6:12 pm
      Permalink

      Muchas gracias Maver! Me pone feliz que te guste y claro que voy a seguir compartiendo! 🙂

      Reply
  • February 1, 2015 at 7:48 pm
    Permalink

    Gracias por compartirlo! Me siento identificada en muchos aspectos!!

    Reply
    • February 2, 2015 at 11:51 am
      Permalink

      Qué bueno Gra!! Me alegra que te haya servido! 🙂

      Reply
  • January 27, 2015 at 11:15 am
    Permalink

    That’s my puppy!!!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies